¿Quién dice que una muela con caries, un tampón ensangrentado o un helado de carne con protuberancias no pueden ser adorables? Coral de Rotten Brain Studio ha hecho posible esto y mucho más con sus figuras de arcilla polimérica, con las que ya ha conquistado a toda una comunidad de seguidores y clientes.

La artista jienense, ahora residente en Valencia, tiene 33 años y estudió caracterización y maquillaje de efectos especiales en Sevilla. Más tarde, amplió su formación y conocimientos en Barbatos Fx, un estudio de efectos especiales de Granada.

Coral
Coral

La artista jienense, ahora residente en Valencia, tiene 33 años y estudió caracterización y maquillaje de efectos especiales en Sevilla. Más tarde, amplió su formación y conocimientos en Barbatos Fx, un estudio de efectos especiales de Granada.

A raíz de estudiar efectos especiales, en 2016 descubrió su pasión por la escultura y por la creación de personajes fruto de sus fuentes de inspiración: el cine de terror y los dibujos animados entre otras. Bajo el nombre de Hecho En Marte comenzó a vender piezas pequeñas y sencillas.

En 2019 cambió el nombre de su marca por el de Rotten Brain Studio con el que se siente más cómoda e identificada por la evolución y estilo que han ido tomando sus trabajos. Hoy en día, Rotten Brain Studio ocupa gran parte de su tiempo diario: “Siento que cada día aprendo, crezco, evoluciono y llego un poquito más lejos, tanto por los nuevos proyectos como por las personas a las que les interesa lo que hago”, confiesa la artista.


Pregunta. Tu periplo profesional comenzó con la caracterización y este viaje te ha llevado a descubrir la escultura. ¿En la actualidad prefieres trabajar con seres inanimados o con personas? 

Respuesta. Así es, estudiar caracterización y Fx fue muy importante para mí porque, además de aprender de un mundo que siempre me ha atraído mucho, descubrí que amaba modelar y crear sin límites. Aunque disfruto mucho en ambos campos, sinceramente siento que los seres inanimados me empujan más hacia ellos. Ellos tienen la necesidad de salir de mí y yo de liberarlos. Es una especie de vía de escape.
Profesionalmente hablando, siento mucha más libertad a la hora de crear un ser inanimado. En ese momento no existen normas, sólo mis manos y una bola de arcilla, a partir de ahí ni ellos ni yo sabemos qué va a pasar.

Gretchen | Por Rotten Brain Studio

P. La mayoría de los personajes que esculpes suelen tener un aspecto enfermizo e insalubre, algo que se ha convertido en tu sello. ¿De dónde procede esta inquietud por las afecciones y los achaques?

R. Me alegra que hayas recibido esas impresiones de los rasgos que suelen tener mis trabajos, porque siempre tengo la sensación de que me quedo corta en darles el aspecto enfermizo que quiero (risas). Siempre me ha atraído el lado siniestro y oscuro de cualquier vertiente artística, y contando con que ya era difícil que me decantara por crear personajes felices, bonitos, alegres… Descubrir el trabajo de Michael Hussar me marcó muchísimo, los personajes de sus pinturas me transmiten mucha tristeza, vacío, inquietud, sensación de enfermedad y a la vez mucha paz y tranquilidad. Es una mezcla de emociones que, sin duda, me ha influenciado y ayudado a la hora de encontrar mi estilo y lo que quería transmitir con él. Algo que me obsesiona cuando modelo es crear miradas cansadas, enfermizas… Que transmitan algo más que una simple mirada plana y común.

P. Debe ser fascinante ver una de tus figuras en grandes dimensiones. ¿Has hecho esto alguna vez o barajas la posibilidad de hacerlo en el futuro? 

R. No, aún no he probado a crear a mayor escala, pero es algo que tengo pendiente. Cada cierto tiempo me propongo nuevos retos como los art dolls en los estoy trabajando últimamente y aprendo nuevas técnicas y procesos. Disfruto mucho de la evolución de cada pieza hasta que consigo dar a luz lo que tengo en mente y probar a crear en escalas mayores es algo que tengo muchas ganas de intentar.

Siento mucha más libertad a la hora de crear un ser inanimado. En ese momento no existen normas, sólo mis manos y una bola de arcilla, a partir de ahí ni ellos ni yo sabemos qué va a pasar

P. La figura de la bruja, el satanismo, la hechicería y las artes ocultas también tienen una gran presencia en el grueso de tu trabajo de una forma desenfadada. ¿Qué representa para ti esta temática? 

R. Como comentaba antes, toda la estética y temática siniestra, oscura… me atrae y transmite mucho más que su cara opuesta. Para mí, esta temática representa todo lo que siento y como lo siento. Estamos rodeados de demasiada luz, falsa alegría, represión mental… desde que nacemos nos dicen qué tenemos que considerar bello y qué feo, qué tiene que gustarte y qué no… Siento mucha más realidad, belleza y verdad en la cara “oscura” de todo lo que nos rodea y, usar esa temática en mis trabajos, es la manera más saludable para mí de vomitar la ira y el asco que me produce todo lo anterior.

P. Lo caricaturesco y lo colorido de tus obras, pese a lo pretendidamente repulsivo, hace de tus personajes seres simpáticos y entrañables. Además, esto unido al factor nostalgia en tus versiones de personajes de series animadas de los 90 como La banda del patio o Los Rugrats, es el caldo de cultivo perfecto para ganarte los corazones de toda una generación. ¿Qué te atrae de personajes como Cynthia o Gretchen?

R. Esta respuesta está un poco ligada a la anterior. Lo que más me atrae de personajes como Gretchen y Cynthia es que son personajes lejos de cumplir estereotipos absurdos, estoy un poco harta de ver personajes femeninos que parecen haber pasado por los filtros estéticos de Instagram. Gretchen y Cynthia son personajes que físicamente son mucho más reales que la mayoría de los personajes que nos encontramos en otras series. Al final, precisamente esos rasgos físicos que las hacen más reales a nosotros y más diferentes al resto de personajes del mundo animado me resultan más interesantes a la hora de recrearlos que los mismos rasgos aburridos y fríos de siempre.

La fotógrafa Petite Doll (@petite.doll en Instagram) con una de las piezas de Rotten Brain Studio

P. Una pregunta a título personal, pero que necesito hacerte: ¿Veías los Mega Bebés? Creo que sus personajes se prestan mucho a ser versionados por ti.

R. ¡¡Por supuestísimo!! ¡Me encantaban! Los Mega Bebés han sido y son fuente de inspiración para muchos de mis trabajos. Esa repulsión súper divertida que transmitían rompía moldes con respecto a las demás series. Recuerdo con mucho cariño a esos tres bebés, cada cual más demonio, rodeados siempre de charcos de mocos verdes y pegajosos, esas torres de caca bajo sus pañales que los hacían salir disparados como cohetes.
Me encantaba el estilo super loco y divertido con el que estaban dibujados, ojalá hubiera más series como los Mega Bebés y menos pastelosas y aburridas (risas).

P. Vendes tus productos en Etsy, ¿cuáles son los más demandados? 

R. Las piezas más demandadas suelen ser las de menor tamaño como los imanes y también las piezas de tamaño medio que están más dirigidas al coleccionismo y son una mezcla entre art toy, por el tamaño y proceso de creación, y de art doll, por el estilo y acabado de la pieza. Últimamente estoy trabajando en proyectos que llevan menos tiempo en mi tienda, son las piezas más grandes que he hecho hasta ahora y espero que gusten mucho.

Estoy un poco harta de ver personajes femeninos que parecen haber pasado por los filtros estéticos de Instagram

P. El cine también está muy presente en tu obra, especialmente el de terror y específicamente de serie B, ¡el Lord Crumb de Mal Gusto (Peter Jackson, 1987) tiene que haber sido un currazo importante! ¿Recuerdas la primera película de este estilo que te marcó? ¿Por qué?

R. ¡Buah! Esa pieza fue un encargo y disfruté lo más grande haciéndola. ¡Me encantó cómo quedó! Pues recuerdo una que, si no fue la primera, está entre las primerísimas que mis ojillos vieron y me marcó mucho, fue la gran “The Stuff” (Larry Cohen, 1985). Cuando me empecé a interesar más por el cine de terror de serie B, al intentar buscarla sólo recordaba borrosas y distorsionadas escenas de la película. Además, con el condicionante de que era muy pequeña cuando la vi y mis interpretaciones de lo que había visto eran para hacer otra película: gente que comía yogures y les salía polvo blanco de dentro. Me costó encontrarla (risas).

P. Le hice la misma pregunta a Dani Nefasto en su día (quien nos dio a conocer tu trabajo, por cierto): Dar vida a tus criaturas artesanales debe ser muy laborioso, por no hablar del tiempo y dedicación que requiere. ¿Te duele desprenderte de ellas?

R. Fue un grandísimo halago que Dani os recomendara mi trabajo, admiro mucho todo lo que hace. A la pregunta: SIEMPRE, con mayúsculas. Yo hablo de “dar a luz” cuando creo alguna pieza, son como mis hijos. Los he creado de una bola de masa, les he dado forma con mis manos. De mi mente a mis manos. No son parte de mí, son todo de mí. Y cuando tengo que despedirme de alguna de ellas y la estoy empaquetando siempre me quedo unos minutos mirándola y realmente me despido de ella. No voy a volver a verla, lo único que me quedan son sus fotos, por eso siempre tengo un millón de cada pieza de la que me despido (risas).



P. ¿Recuerdas alguna pesadilla recurrente de tu infancia?

R. Realmente no recuerdo, pero no hace mucho tiempo encontré una libreta de cuando era pequeña y tenía dos pesadillas escritas que había tenido, una era con Freddy Krueger, me aterraba de pequeña, y otra que me hizo mucha gracia leer iba sobre un monstruo convertido en bebé que me perseguía para matarme. Pero lo que más me sorprendió de todo es que el texto que escribí tenía encima el típico garabato de “MB” de alguna profesora que lo corrigió (risas).

P. Cuéntanos lo que quieras.

R. Lo primero: muchísimas gracias de corazón por la oportunidad que me habéis dado, me ha hecho mucha ilusión participar en esta entrevista, admiro mucho vuestro trabajo y es todo un halago que os hayáis fijado en el mío para aparecer en vuestra revista. GRACIAS. Y para continuar con la cadena de recomendaciones ahí va mi eslabón: quería recomendaros el trabajo de Irene Bone Crusher (@irenebonecrusher en IG), ella es ilustradora y tiene un estilo muy oscuro y guay que encaja muy bien en este negro mundo. ¡Un abrazo muy fuerte!


Sitios oficiales de la artista:

https://www.etsy.com/es/shop/rottenbrainstudio
https://www.instagram.com/rotten_brain_studio/