La pintora ucraniana no se impone ningún tipo de cortapisa a la hora de espetar contra su retrato de la sociedad moderna


La pintura de Kateryna Bortsova (1983. Járkov, Ucrania) es tan impactante como sincera. La artista no se impone ningún tipo de cortapisa a la hora de espetar contra su retrato de la sociedad moderna. Tampoco se pone límites a la hora de crear sus obras, utilizando para ellas tanto los materiales convencionales (pintura, lienzo, pinceles…) como cualquier otro utensilio de uso cotidiano (cubiertos, clavos y todo tipo de objetos metálicos).

<strong>Kateryna Bortsova</strong>
Kateryna Bortsova

Bortsova es graduada en artes gráficas. Sus obras han formado parte de numerosas exposiciones internacionales (Taiwán, Moscú, Múnich, España, Macedonia, Budapest, etc.). También ganó la medalla de plata en la categoría “realismo” en la Factory of visual art de Nueva York (2015) y el concurso Emirates Skywards Art of Travel de Dubai.

En la narrativa de las obras de la artista no hay secretos, y si los hubiese, en esta entrevista con Negromundo, habla claro, sin dejar lugar a dudas.


Negromundo. Tus pinturas son muy explícitas y hablan por sí mismas, al menos en su mayoría versan sobre problemas políticos y sociales. ¿Crees que el arte visual y plástico tiene tanto poder de movilización y concienciación de masas como otras disciplinas artísticas como la música?

Kateryna Bortsova. Todos los tipos y géneros de arte influyen en la divulgación de temas dolorosos para la sociedad. Sin embargo, en cada etapa del desarrollo de la civilización, cada una de las formas de arte han tenido un mayor o menor poder de influencia. En el siglo XX, especialmente en la mitad del mismo, la música se convirtió en la voz de la protesta y la libertad. Sin embargo, las artes visuales no se quedaron atrás. Ahora con el desarrollo de Internet y las redes sociales, donde la imagen juega un papel importante, el arte visual tiene una gran oportunidad para expresar y denunciar los vicios de la vida cotidiana.

“Con la ayuda de objetos domésticos, creo la imagen de una sociedad moderna, depredadora y agresiva a través de su componente material”

NM. En muchas de tus obras empleas utensilios de la vida cotidiana como llaves o cubiertos y los integras en el conjunto de la pintura. ¿Puedes contarnos más sobre esto?

KB. La mayoría de estos trabajos están relacionados con el proyecto “Consumption (material resources)”, que refleja mi visión de la sociedad moderna. Es una serie de retratos de mis contemporáneos, habitantes de megaciudades. A su manera, cada uno de mis héroes intenta unirse, adaptarse o resistir al entorno. Por otra parte, la obra “Defense” transmite las sensaciones de una persona que intenta “cerrarse” al mundo exterior, en el que hay tantas cosas que nos duelen. Quiere ponerse a cubierto y encontrar una manera de protegerse contra objetos “afilados” y “de hierro” que lo atacan. Es una alegoría de la injusticia, de la crueldad de nuestro mundo. Son objetos de mesa que encarnan el apogeo de la “sociedad de consumo”.
La otra imagen es un “hombre-clavo”. El protagonista de la obra está concentrando todas sus fuerzas en sus puños cerrados, puesto que se está enfrentando a todos los problemas y adversidades de su vida. Su figura representa todas las características de un clavo. Uno de los principales componentes imaginativos de mi proyecto son los “objetos encontrados”. En mis trabajos, con la ayuda de objetos confeccionados, creo la imagen de una sociedad moderna, depredadora y agresiva a través de su componente material. En este mundo moderno, multipolar y multinacional, el arte y los objetos de arte se han disuelto en la rutina de la vida humana. La combinación de objetos tridimensionales y una imagen plana dota a mis obras de una tridimensionalidad y una expresividad aún mayores en las imágenes.

Man nail | Kateryna Bortsova

NM. Por si hubiese alguna duda, en tu obra Testosterone pones de manifiesto, y de forma literal, muchos temas que representan el conjunto de tu obra, tachando palabras como “paz” por “guerra”, “humano” por “cruel” o “verdadero” por “falso”. ¿Qué papel crees que juegan los medios de comunicación en estos temas que denuncias en tus pinturas?

KB. En la vida del hombre moderno, la comunicación verbal está estrechamente relacionada con el término “Falso”. Escuchamos mentiras de los altos cargos del Estado en la tele o las leemos en las publicaciones de los blogueros de Internet. Y cada uno lo hace en función de sus propios intereses. Es una realidad que hay muchas falsedades en nuestro entorno. Esta situación afecta a todos los ámbitos de nuestra vida y debe encontrar su eco en el arte contemporáneo. Con la ayuda de mi trabajo, pretendo expresar lo que significa para mí, cómo percibo la falsa realidad. Porque en el mundo moderno no todo es realmente como creemos, muchas cosas tienen un significado diferente. En la actualidad, a veces es difícil entender la verdadera esencia de las cosas.

NM. ¿Y qué es lo que más te molesta cuando enciendes la televisión para ver los informativos?

KB. Creo que mi visión de la cultura televisiva moderna se expresa de forma clara a través de la obra “Hunger”. En ella se representan manos que alcanzan un plato vacío y mantienen cucharas de aluminio vacías y agujereadas. Esta imagen es una alegoría de la situación que se está viviendo en el mundo moderno. De ahí que las manos grandes sostengan cucharas pequeñas que gotean: es un símbolo de la insaciabilidad de la sociedad mundial global.

“Es una realidad que hay muchas falsedades en nuestro entorno. Esta situación afecta a todos los ámbitos de nuestra vida y debe encontrar su eco en el arte contemporáneo”

NM. También aparece en Testosterone el término “amor” sustituido por la palabra “sexo”. ¿Cómo concibes el sexo sin amor?

KB. Es una pregunta muy difícil y un tema que ha preocupado a la gente desde hace siglos. Por supuesto, la elección de la persona es una cuestión moral y ética en una sociedad escenificada. A pesar de que el sexo sin amor ha existido toda la vida, en esta etapa del desarrollo humano, esta cuestión moral y ética ha revelado su esencia. Es difícil encontrar un equilibrio entre la permisividad general y la moral puritana. Creo que cada persona hace su propia elección. Sin olvidar el hecho de que estamos ante una enorme presión de una cultura de masas que promueve el sexo como mercancía.

Testosterone | Kateryna Bortsova

NM. Los juegos de azar y el dinero también son temas recurrentes en tu trabajo. Aquí en España se anuncian en televisión e incluso se utiliza la imagen de presentadores y deportistas célebres para ello. ¿Qué opinas? ¿También es así en Ucrania?

KB. Creo que ese es un problema global y no depende del país. La sociedad de consumo moderna crea ídolos falsos. Los ideales y los valores se vuelven vacíos y comerciales. Como comentaba anteriormente, tanto tú como yo vivimos en una realidad falsa cuyo principio fundamental es la comercialización de todo y de todos.

NM. ¿Cómo es la situación actual del arte en Ucrania?

KB. En Ucrania la cultura del arte se ha unido a las nuevas corrientes hace solo unas décadas y ahora está tratando de ponerse al día con el mercado del arte de Europa occidental. Por eso en nuestros países el arte se ha ido desarrollando de forma diferente a la de los países occidentales. La cuestión es que la civilización sigue avanzando, continúa desarrollándose. Y, por lo tanto, el arte también debe evolucionar. Y es imposible que el arte se desarrolle sin las últimas tecnologías. En cuanto a la definición de modernidad del arte, yo no clasifico las obras en términos de mainstream, underground y clásicas. Para mí lo importante es que la obra tenga una respuesta en el alma del público. Las imágenes que cuenten con esta característica estarán siempre a la vanguardia.

Vulgarity (2019) | Kateryna Bortsova

NM. No toda tu obra parece seguir la estela de la denuncia social y política. Pinturas como Key to my heart parecen tener un enfoque más personal, más intimista. ¿En qué situaciones decides abordar tus pinturas desde este prisma?

KB. Creo que el trabajo de un artista refleja sus emociones y estados de ánimo. Sin duda, la obra de cualquier artista es totalmente autobiográfica, una inspiración de ciertos paisajes, viajes o recuerdos. Las personas representadas en mis pinturas a menudo tienen características similares a las mías.
En “Key to my heart” he representado a un hombre que no se cierra y se defiende, sino que abre de par en par el pecho y desnuda su corazón. Pero se le hace difícil encontrar la llave del mismo. Esto es también una manera de protegerse de sentimientos, estados de ánimo y emociones.

NM. ¿Nos recomiendas a alguna o algún artista poco reconocido, pero con mucho talento?

KB. Sí, me gustaría recomendarte una artista multidisciplinar que vive en Barcelona: Rachel Thew (linkedin.com/in/rachelthew). Es artista, coreógrafa, intérprete y músico. Una artista contemporánea que combina coreografía y artes visuales. No sé si podemos llamarla una artista poco reconocida, pero una artista que requiere más atención a su trabajo seguro.

Key to my heart | Kateryna Bortsova

NM. Cuéntanos lo que quieras.

Me gustaría compartir con vosotros mi experiencia con mi trabajo durante el confinamiento, sobre todo porque está asociado con España. A menudo visito vuestro país, participo en exposiciones y colaboro con galerías. La obra “Dance of life” fue realizada durante el tiempo que pasé en una de las Islas Canarias, una isla situada lejos de los lugares turísticos. Por lo que hice este trabajo estando en doble confinamiento: uno por la cuarentena oficial y otro por la distancia geográfica y social. Esta obra representa una alegoría de nuestra vida; su recorrido cíclico.


Sitios oficiales de la artista:
https://bortsova6.wixsite.com/bortsova
www.instagram.com/katerynabortsova/
https://www.facebook.com/bortsova.kate/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *