El artista, quien se presentó al concurso con su fotografía Soledad, se muestra muy satisfecho y ha compartido sus palabras con Negromundo


El fotógrafo malagueño Germán Luque ha sido galardonado con el primer premio del IX Concurso de Fotografía organizado por la Asociación Guipuzcoana de Familiares y Personas con Problemas de Salud Mental (AGIFES). El objetivo del certamen era “tratar de exteriorizar y expresar el sufrimiento psíquico de los afectados por la depresión y, al mismo tiempo, intentar ampliar el imaginario social en torno al trastorno”. El jurado valoró aspectos como la eliminación de mitos en torno a la depresión, la creatividad, originalidad o calidad técnica de las fotografías.

Luque ha mostrado su agradecimiento a la asociación a través de sus redes sociales y ha aprovechado para felicitar a sus compañeros Octavio Cirez y José Miguel Romero, quienes han ganado el primer y segundo premio respectivamente.

El artista, quien se presentó al concurso con su fotografía Soledad, se muestra muy satisfecho con el premio y así lo ha compartido con Negromundo: “Con un tema tan importante como la depresión y con el que estoy tan sensibilizado, que el jurado haya elegido mi obra para representar esta enfermedad de la salud mental, es todo un orgullo”. Además, el malagueño ha confesado que personas de su entorno han sufrido esta enfermedad por lo que, en el terreno personal concretamente, significa mucho para él. “Esta enfermedad no es tan visible como otras, todavía es un tabú en muchos ámbitos”, lamenta el fotógrafo. Y aprovecha para mostrar su admiración hacia la asociación: “Realmente me hace feliz que asociaciones como AGIFES ayuden a familiares y personas con estos problemas, que los visibilicen y normalicen en la sociedad”.

“El arte puede ayudar a personas a recapacitar y visualizar sus problemas más internos y desconocidos. Puede ayudar a que la sociedad vea que la salud mental es importante para todos y ayude también a normalizar estas enfermedades sin estigmas sociales”

Asimismo, Luque pone en valor el arte como “forma de transmitir emociones de una forma sencilla y eficaz al espectador, conmoviéndolo de una manera u otra”. Y confiesa que a él le ayuda en muchos sentidos, dado que a veces no es capaz de controlar todas las cosas negativas y desafíos que la vida le presenta. “Quizás sean desafíos pequeños para otros, pero para mí son todo un mundo y todo esto lo vuelco en la fotografía”, añade. “El arte puede ayudar a personas a recapacitar y visualizar sus problemas más internos y desconocidos. Puede ayudar a que la sociedad vea que la salud mental es importante para todos y ayude también a normalizar estas enfermedades sin estigmas sociales”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *