Dorian Castelli, pintor y fotógrafo autodidacta nacido en Chihuahua (México) hace 36 años, ama y trabaja el homoerotismo tanto en su obra pictórica como fotográfica. El artista explora la figura masculina en su forma más vulnerable: desnuda, como método de normalización para enfrentar al espectador a “algo que siempre ha sido objeto de censura”. Además, Castelli busca “experimentar con la masculinidad llevando a sus imágenes ciertas poses y propuestas que desafían el convencionalismo establecido en el que se repudia que un hombre pueda lucir poses estilizadas o ‘femeninas’”. La luz juega un papel muy importante en su proceso de creación, inspirándose principalmente en la estética del barroco, donde se logra el dramatismo en las imágenes gracias al uso del contraste entre luces y sombras y poses que tienden a ser dramáticas y dinámicas. Además, ha experimentado con la manipulación en algunas de sus fotografías «creando personajes que viven en su propio mundo, existiendo sin pena de mostrar su desnudez».

Dorian Castelli
Dorian Castelli

Se dedica a la pintura de manera profesional desde hace 7 años, principalmente ha trabajado las técnicas de óleo sobre tela, acuarela y lápiz. Su obra se encuentra en numerosas colecciones particulares en España, Estados Unidos, Argentina, Francia y México, entre otros.
Su afición por la fotografía surge a raíz de querer crear sus propios conceptos y materializar sus ideas tal y como las imagina. Poco a poco fue aprendiendo la técnica fotográfica y, al cabo de unos años, decidió empezar a probar la fotografía como resultado final.


Pregunta.  Muchos artistas que trabajan el homoerotismo todavía ocultan su identidad. A fin de cuentas, es otra manera de estar en el armario. ¿Supuso un reto para ti mostrar tu primera obra con un desnudo masculino íntegro?

Respuesta. Fue un reto desde el momento de mostrar mi trabajo como tal. Y si le agregamos que era la primera vez que hacía un desnudo… Sí, me sentí juzgado. Más aún porque en el norte de México la gente no acostumbra a consumir arte y menos a ver un desnudo masculino. En el centro del país sí se ve más este tipo de trabajo, pero acá, en mis tierras, estamos muy cerrados a todo lo que salga de la norma conservadora. El paso más difícil que di fue con mi familia, ya que, de por sí, hubo conflicto por ser gay. Imagínate cuando di el paso de empezar a trabajar homoerotismo de lleno… Es un tema que aún no se toca en mi familia, así que es como un fantasma que nos rodea cuando estamos juntos.

P. La década de los 80 supuso una revolución para la desnudez del hombre en el arte. Incluso los planos de detalle de penes fotografiados por Mapplethorpe iniciaron una corriente vanguardista a la que no tardaron en sumarse las personas millonarias invirtiendo grandes cantidades de dinero por estas piezas, pues el desnudo masculino se había convertido en un símbolo de liberación de la expresión artística y el buen gusto. ¿Crees que ha tenido lugar un retroceso en este sentido? No imagino ciertas obras de Mapplethorpe sin censura en Instagram.

Viento | Por Dorian Castelli

R. Diste en el punto de uno de mis fotógrafos favoritos, Mapplethorpe es la ruptura y liberación en persona. En gran medida mi fotografía está trabajada a su manera, él siempre fotografiaba modelos que le atraían y el material que entregaba, aunque fuera pagado por algún súper millonario, era el que él mismo elegía, y así lo hago yo: si observas mis cuadros y fotografías existe un cierto perfil común entre mis modelos. Cuando se trata de fotografía, las tomas a usar y mostrar las elijo yo mismo, me parece que es una forma de trabajo muy acertada porque de esta manera se muestra mi visión tal cual la buscaba.
Respecto a la censura que se vive en la actualidad con mi tipo de trabajo, todo es en base a las reglas comunitarias de las redes sociales. Y sí, he sentido mucho el shadowbanning hacia mis cuentas e incluso me han borrado ciertas publicaciones, aun cuando no incumplen las reglas. Pero ahí no hay nada que podamos hacer, no existe una forma de diálogo con esas plataformas y el autoritarismo que manejan no tiene forma de vencerse, por eso estoy pensando en abrir mi propio sitio y subir lo que a mí se me antoje, sin que nadie me censure.

P. Facebook, Instagram y otras plataformas y medios de comunicación está claro que no hacen distinciones. ¿En tu opinión dónde crees que radica la diferencia entre erotismo y pornografía?

R. Para mí, la diferencia está en cómo lo percibe el espectador. La educación que recibimos, al menos en México, nos dice que todo lo relacionado con exponer el cuerpo es malo, no se hace distinción entre una cosa y la otra… A mi modo de ver, otra diferencia está en el porqué lo consumimos: si es con finalidad contemplativa o para provocar una excitación en pleno. Yo soy consumidor de ambos y los disfruto totalmente, cada uno en su momento.

La educación que recibimos nos dice que todo lo relacionado con exponer el cuerpo es malo, no se hace distinción entre pornografía y erotismo…

P. Se percibe mucho trabajo y dedicación tanto en tu obra pictórica como fotográfica. Cuando una idea acude a tu mente, ¿qué te hace determinar si la materializarás como una fotografía o como una pintura?

R. Con esta pregunta sí me hiciste pensar, nunca me había puesto a reflexionar en cómo elegía qué hacer con cada idea. Creo que siempre que quiero hacer una serie en pintura la visualizo como una exposición completa y los conceptos para fotografía los veo como imágenes individuales.

P. ¿Para pintar utilizas como referencia fotografías que has realizado previamente o trabajas con el modelo in situ?

R. Siempre lo hago con referencia fotográfica, mi proceso de pintura es muy lento y sería muy pesado para un modelo estar tanto tiempo en el tipo de poses que manejo y que no son precisamente relajadas… Siempre me han dicho que una sesión fotográfica conmigo es muy cansada. En ocasiones realizo sesiones improvisadas o experimentales para tener un buen stock para futuras ideas que pudiera desarrollar.

P. ¿Cómo se gestiona la atracción sexual cuando una persona desnuda ante tu objetivo despierta tu deseo? ¿O tal vez la concentración en el trabajo y el contexto anulan esos estímulos?

R. ¿Sabes? Cuando hago mi trabajo estoy muy concentrado en los detalles: que la luz quede tal como la quiero, que las telas o elementos que utilizo queden ideales y que las poses sean las que busco. Entonces todo esto me exige centrarme en otras cosas mas allá de que tengo a un modelo desnudo. Obviamente la atracción existe y todo artista, o casi todos, tienden a buscar modelos que, inconscientemente, se ajustan a sus gustos personales. Algo que también rompe esa tensión es que casi siempre trabajo con uno o más asistentes, entonces el ambiente es más de camaradería y convivencia.



P. ¿Cómo crees que el arte puede ayudar a la lucha por los derechos de las personas del colectivo LGTBIQ+?

R. Ayuda en la visibilización de artistas integrantes de la población LGBT+, recordemos que el arte siempre ha sido utilizado como herramienta de discurso político. Depende de nosotros que el arte que generamos desde nuestra comunidad sea la forma de estar presentes en todo espacio y situación para dejar claro que no somos ciudadanos de segunda como los grupos conservadores lo hacen ver.

P. ¿Qué tal la situación del colectivo en México? ¿Cómo es ser gay y artista del homoerotismo allí?

R. Actualmente soy activista y miembro del Comité de Diversidad Sexual de Chihuahua, somos los organizadores de los eventos del Orgullo que se llevan a cabo en nuestra ciudad. Y, personalmente, nunca he tenido conflicto alguno por el hecho de ser gay, nunca he sido (al menos de forma consiente) víctima de discriminación por esta razón. No obstante, mi trabajo con desnudos masculinos no se ha visto con buenos ojos, es por esto por lo que mi trabajo muy rara vez es comprado aquí en Chihuahua. Pero sí hay obras mías al sur del país y otros lugares como Estados Unidos, Argentina, Canadá, Francia y España, lugares que tienen mayor apertura a este tipo de expresiones… Y por el lado del activismo; es difícil ver cómo, por envidias o ganas de joder al prójimo, hay rencillas por cualquier cosa y hasta entorpecen la labor que se hace como colectivo.

P. El colectivo trans es el más discriminado tanto en el marco social como laboral. La tasa de desempleo que afecta a este colectivo es del 80% en España, según un estudio de la Universidad de Málaga. En tus obras también das visibilidad al transformismo, la transexualidad y rompes con los convencionalismos de lo asumido como “masculino”. ¿Cómo percibes desde tu cercanía con las modelos su situación? 

R. Aquí me recordaste una situación que me comentó una drag queen a la que le hice unas fotos: quedamos en vernos en la locación y llegó un poco tarde, me explicó que fue porque dos o tres conductores de Uber, al ver que iba maquillada y lista para la sesión, pasaron de largo y le cancelaron los viajes… Desde ahí uno se da cuenta de cómo el machismo rige la vida de la mayoría de los mexicanos, siempre nos damos aires de progresistas, pero a la hora de enfrentarnos a algo que se sale de nuestro panorama de lo “aceptable”, algo hace cortocircuito dentro de nosotros y no nos deja reaccionar.
El traer las uñas de color es algo que me gusta, por mi trabajo en pintura me resulta imposible tener las manos presentables todo el tiempo, siempre traigo manchas de pintura en los dedos o las uñas, pero en las ocasiones que sí me doy el tiempo de pintármelas, he percibido cómo la gente ve ese simple detalle y se me quedan viendo como bicho raro. Aún nos falta demasiado por avanzar en este sentido, pero creo que, como artistas, es parte de nuestra labor el intentar normalizar la diversidad sexual y la expresión de la propia personalidad.



P. ¿Qué proyectos tienes entre manos actualmente?

R. El proyecto más fuerte que traigo estos días es la realización de una serie de óleos con estética y temática postapocalíptica. Me encuentro en fase de tomar todas las fotos de referencia que requiero para empezar el trabajo, serán unas 11 piezas en formato pequeño y una en gran formato. Esta última es la que más me emociona, porque ya hice la sesión fotográfica con 4 chicos y quedaron hermosas.
En el área de la fotografía, este año me puse como meta salir del estudio y hacer más sesiones en exterior. Hasta ahorita he realizado algunas y poco a poco voy experimentando más, las últimas que he hecho han sido improvisadas del todo: irnos el modelo (o los modelos), el asistente y yo a ver qué lugar encontramos y jugar con alguna idea en base a la locación que encontremos. Han salido cosas interesantes de eso.

P. Cuéntanos lo que quieras.

R. Mi travesía “profesional” en el arte tuve que forzarla para que empezara. Por más de 10 años estuve trabajando en una oficina, pero siempre supe que ese no era mi lugar. Decidí que era momento de que me despidieran, finalmente lo logré y ya llevo cerca de 3 años viviendo solamente dedicado al arte… Se extraña un ingreso fijo, pero no se compara con la libertad que tengo actualmente.
Si alguien llegó hasta este punto les invito a intentar hacer lo que les apasiona y vivir de ello. Siempre hay algún modo, incluso en esta emergencia sanitaria que vivimos a nivel mundial se puede lograr, yo soy prueba directa de esto.


Sitios oficiales del artista:

https://www.instagram.com/doriancastelli_foto/

https://www.instagram.com/doriancastelli_art/