Un agricultor encuentra una de las esculturas íberas mejor conservadas hasta la fecha

La “Leona de Córdoba”, con un detallismo espectacular, parece representar a una leona o una loba en plena escena de caza, dando cuenta de un carnero ya abatido. La fisionomía de la figura y su inmejorable estado de conservación ha permitido a los arqueólogos de la Junta de Andalucía, ya desde el inicio, adscribir la figura al siglo VI a.C.